21 Días de erotismo, esta noche en Cuatro

Esta noche a partir de las 00:45 podremos ver en Cuatro una nueva entrega de la quinta temporada de 21 Días, y en la que la periodista se introduce en el mundo del erotismo.

El erotismo ha abandonado el terreno de lo tabú para instalarse en múltiples esferas: en la literatura, la moda, los escenarios y en las actitudes que se adoptan en momentos concretos de la vida. Pero ¿qué es el erotismo?

La periodista Adela Úcar ha querido dar respuesta a esta pregunta y, haciendo suyo una vez más el leit-motiv del programa, “No es lo mismo contarlo que vivirlo”, ha decidido experimentar 21 días de erotismo, título de la nueva entrega del espacio de reportajes que Cuatro emitirá esta madrugada.

Adela interpreta un número de burlesque

Una de las personas que mantiene una actitud abierta ante el erotismo y que ha hecho de lo sensual su forma de vida es la provocativa Vinila Von Bismarck, bailarina, cantante y dj granadina que ayudará a Adela a descubrir y potenciar su lado más erótico. Ella le enseñará a explotarlo incluso sobre el escenario, ya que la periodista debutará en ‘The Hole’, el espectáculo de cabaret que tanto éxito ha cosechado en los dos últimos años en Madrid. En esta producción, que incluye números de burlesque, actuará y cantará dando vida a un personaje que sorprenderá al público.

Vinila le explicará que su objetivo consiste en transmitirle algo básico para potenciar la sensualidad: “Lo único que te quiero enseñar es a que escuches tu cuerpo y tu silencio y que, a través de eso, tu cuerpo y tú habléis”. El aprendizaje no será fácil. Sin embargo, poco a poco Adela irá instruyéndose y sintiendo una mayor confianza: “Cuando te dejas llevar, sale de ti algo que ni tú siquiera sabías que existía”.

El erotismo en la gastronomía

Otro de los aspectos desde los que Adela Úcar abordará el erotismo es el de la gastronomía. Por ello, asistirá a una cena erótica junto al humorista Toni Moog en la que vivirá situaciones sorprendentes. “Jamás me había esposado nadie en la primera cita”, explica entre risas la periodista.

Tras su experiencia teatral y la velada con Toni Moog, la periodista comprueba cómo, gradualmente, la sensualidad va invadiendo distintos aspectos de su vida. “Como el erotismo es algo muy sutil, es una manera de mirar y de interpretar, vas haciendo cosas cotidianas y para cuando te das cuenta estás metida en el ajo hasta las cejas. Al final el erotismo es mucho más efectivo de lo que yo pensaba”, declara en otro momento del reportaje. En esta ‘formación‘ intensiva, Adela Úcar pasará por otras dos experiencias: el baile y una peculiar sesión de fotos.

Un baile para los sentidos y una sesión fotográfica de carácter íntimo

Junto a Jenny, la presentadora aprenderá a moverse en una barra americana. Jenny tiene 26 años y es bailarina de pole dance y profesora de esta disciplina. Además de descubrir su faceta como profesora, Adela la acompañará en los números que organiza en fiestas y grandes discotecas.

La barra americana o pole dance ha estado unida a las strippers y a los espectáculos de los clubes nocturnos. Sin embargo, en los últimos años ha vivido un auténtico despertar que la ha llevado a las academias de baile y los podios de las discotecas. De igual forma, se ha instalado en los gimnasios potenciando su lado deportivo, pero sin olvidar su carácter sugerente. Los movimientos sensuales de la bailarina y la lencería convierten a este ejercicio en un show erótico.

Por último, Adela Úcar se pondrá en la piel de una modelo para someterse a una sesión fotográfica boudoir, que retrata el aspecto más femenino y sensual del cuerpo de la mujer de forma elegante. El fotógrafo de la sesión es Albert Pamiés, que lleva tres años dedicándose en exclusiva a este género, y que considera que “el erotismo está dentro de todos nosotros y hay que explotarlo”. A su juicio, para lograr una buena imagen es necesario que la modelo se sienta guapa. “Saco imágenes a mujeres que muestran un lado que normalmente tienen un poco oculto”, apunta este fotógrafo que siempre busca la naturalidad en las imágenes y califica el resultado de “espectacular”.

Adela se mostrará gratamente sorprendida. “Estoy alucinando conmigo misma con el resultado de las fotos. Es que ni me imaginaba que iba a ser capaz de hacer algo tan sensual”, declara tras la sesión y afirma sentirse “mucho más segura” y capaz de “utilizar esa sensualidad”.

Gracias a todo lo vivido durante 21 días, la periodista se dará cuenta de que ha aprendido a liberar una faceta oculta de su personalidad y llegará a una clara conclusión: “El erotismo está dentro de cada uno. Es cuestión de encontrarlo y saber utilizarlo”.

Compartir en Google Plus

Acerca de Blanca Espada

Adicta a televisión desde que tengo uso de razón. He estudiado audiovisuales y me dedico a escribrir sobre televisión y series desde hace ya algunos añitos. La "caja tonta" no es tan tonta cuando sabes de lo que hablas.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios