Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.

Eurovisión a ritmo de Chiki Chiki

Si por algo se va a caracterizar la edición de Eurovisión de este año, es por la cantidad de “personajes” que acudirán allí a hacer el ridículo cantar representado a sus respectivos países. Si ya conocíamos que Irlanda llevaría a un pavo (si, ese ave que suelen comerse los americanos el día de Acción de Gracias, sólo que este será de gomaespuma) llamado Dustin, que Croacia llevaría al abuelo rapero y Bosnia al “fricazo” de la gallina, ahora tenemos que sumarle la incorporación “estelar” de Rodolfo Chiquilicuatre o Chikilicuatre, como más os guste.

Este personaje, encarnado por el humorista del programa Buenafuente, David Fernández, fue elegido por decenas de miles de españoles vía internet para pasar el corte y acudir a la gala de selección final. Gala, en la que, como ya os contamos, iban a estar los 5 más votados de internet más 5 elegidos por un jurado de expertos. España está directamente clasificada para la gran final del 24 de Mayo junto con Serbia (la organizadora), Reino Unido, Alemania y Francia, acudirá al festival con la canción del “chiki chiki”

La gala, que tuvo lugar el pasado sábado en TVE, y que fue presentada por Rafaella Carrá, fue bastante ridícula, mala realización, constantes insultos dirigidos a Chiquilicuatre, y una Rafaella Carrá que nunca me gustó, y así sigue siendo. Sobre estas líneas podéis ver un video con el momento final del programa, cuando Rafaella hace público el nombre del ganador, que sorprendió a propios y extraños (yo desde luego creía que la ganadora iba a ser Coral).

Que la canción de Rodolfo Chiquilicuatre no es lo mejor que hemos llevado a Eurovisión, eso es innegable, pero de ahí, a pasarse todo el programa insultándole… los asistentes al plató demostraron en muchos de los casos una patente falta de civismo y de educación, no así el resto de participantes, compañeros/rivales, que le apoyaron en todo momento.

En fin, yo no estoy muy a favor de el chiki chiki, porque me parece que aunque cuando la vi por primera vez en Buenafuente me harté a reir, no es lo más apropiado para llevar a Eurovision. Y os puedo parecer muy puritano/conservador, pero una de las cosas que más me gustan en este mundo, es la música, y creo que a un festival de la canción, llevar a una serie de especímenes “cantantes” así, no es lo más idóneo, ya que si todos tomaran como ejemplo a Irlanda, España y demás, el festival este acabaría convertido en el circo de Frikivision, y no creo que sea el objetivo.

Si bien es cierto, que de vez en cuando, una canita al aire, y un toque de humor, nunca viene mal, creo que no son el momento ni el lugar oportunos, aunque también hay gente que considera que llevar a Las Ketchup o a D’Nash y quedar en el puesto 22 también es hacer el ridículo. En respuesta a esos que prefieren al Chiquilicuatre, ya está habiendo grupos de fans de Eurovision, que piden el voto para Gisela, la ex-triunfita, que será la representante de Andorra con la canción “Casanova” cantada en inglés y catalán, y bastante festivalera. A mí, la canción en sí, me parece más bien pobre, pero la melodía es bastante bailable, el estribillo es facilón, y además cuenta con la voz de Gisela, que a mi, francamente, me enamora. Bueno, como se suele decir, “para gustos, los colores”; y esque habrá quien esté entusiasmado con el Chiquilicuatre, y quien este decepcionado, pero bueno, ya que estamos refraneros, diré que “nunca llueve a gusto de todos”

Lo que está claro es que el espectáculo en esta edición de Eurovision está asegurado, yo no me la perderé, ¿y tú?

Anímate y déjanos tu comentario